Tratamientos de Xantelasma

Enfermedad hepatico crónica, progresiva e irreversible, definida anatomo-patologicamente como la presencia de nódulo de regeneración, rodeados de fibrosis que alteran la circulacion intrahepatica. El mecanismo por el que los corticosteroides provocan el hígado graso probablemente sea por aumentar la llegada de ácidos grasos al hígado por limitar la síntesis de proteínas implicadas en la exportación de triglicéridos. Es conocido desde hace décadas que los niños malnutridos, con Kwashiorkor, presentan habitualmente hígado graso y fibrosis (17) y que ello puede revertir cuando aumenta la ingesta proteica (18).
Ello se debería a que la llegada de gran cantidad de sales biliares al colon, no absorbidas en el intestino delgado, facilitaría la absorción de la bilirrubina no conjugada presente en el colon (51). En los pacientes con enfermedad de Crohn se ha reconocido que existe un vaciamiento de la vesícula que puede contribuir al aumento de la frecuencia de la litiasis en esta enfermedad (54). En los pacientes con EII y colangitis esclerosante primaria, es fácil que se formen cálculos dentro del árbol biliar.



Es bien sabido que forma parte importante desde hace décadas del arsenal terapéutico disponible para el tratamiento de la EII y de la artritis reumatoide. Aunque su tolerancia es habitualmente buena, en ocasiones, puede provocar reacciones adversas graves e incluso mortales en las que el hígado está muy comprometido. Se considera que todo ello es expresión de una reacción inmune idiosincrásica frente, muy probablemente, al componente sulfopiridina de la sulfasalacina. Lesiones similares a las descritas en el hombre se pueden reproducir en el animal de experimentación (222).
Cabe hacer notar que en la hepatitis routine puede observarse un componente colestásico de menor intensidad que es transitorio, de no más de una semana de duración. Se entiende por insuficiencia hepática aguda grave, ( hepatitis fulminante), la presencia de una disfunción hepática severa, acompañada de encefalopatía, que aparece en una enfermedad del hígado con menos de 8 semanas de evolución, y que se instala en un hígado previamente sano. Se ha estimado que un consumo superior a 60 g/dia de alcohol en hombres y 30 g/dia en la mujer, puede causar daño hepático.

El daño hepático crónico anatomo-patologicamente se manifiesta como una cirrosis hepática que es un proceso de alteración final del hígado; según la clasificación morfológica existe la cirrosis micro nodular (menor a 3 mm) que se observa principalmente en el alcohol, y la macro nodular (mayor a 3mm) que se observa en otras patologías como en virus, sin embargo la clasificación más útil en el DHC es la etiológica.
Las relaciones entre estos tres componentes de la bilis que permiten mantener en solución al colesterol fueron establecidas por Admirald y Small, en 1968, quienes idearon un sistema triangular de coordenadas que permite representar la composición lipídica de la bilis en un solo punto. Por fuera del área micelar, existe una amplia zona en la que el contenido en colesterol es excesivo para los fosfolípidos y sales Xantelasma que es en realidad biliares existentes en la bilis.
Es bien sabido que forma parte importante desde hace décadas del arsenal terapéutico disponible para el tratamiento de la EII y de la artritis reumatoide. Aunque su tolerancia es habitualmente buena, en ocasiones, puede provocar reacciones adversas graves e incluso mortales en las que el hígado está muy comprometido. Se considera que todo ello es expresión de una reacción inmune idiosincrásica frente, muy probablemente, al componente sulfopiridina de la sulfasalacina. Lesiones similares a las descritas en el hombre se pueden reproducir en el animal de experimentación (222).

Durante los últimos años se ha redescubierto la esteatohepatitis no alcohólica, que sería la 5° causa de DHC, y que cada día aumenta más en frecuencia, disminuyendo así los DHC que hasta entonces habían sido considerados como criptogenicos. La cirrosis hepática es la primera causa de muerte en hombres entre 40 y 60 años, por delante de la enfermedad coronari,a y es la quinta causa de muerte en la población adulta (5-6%).
Colangitis Esclerosante: Enfermedad colestásica crónica que se caracteriza por fenómenos fibróticos e inflamatorios del sistema biliar, intra y extrahepático, dando como resultado estenosis con obliteración biliar, generando cirrosis, insuficiencia hepática e hipertensión portal. Importante es destacar que hay pacientes que poseen las fosfatasas alcalinas elevadas sin ningún síntoma, por lo que si ocurre esto también hay que sospechar de esta patología.
Aunque se puede hallar en las dos variedades de EII (66), esta complicación se presenta casi exclusivamente en la EC (0,9%) y es tres veces más frecuente en el hombre. Es una complicación que se relaciona con la existencia de focos supurativos intestinales extraintestinales (fifty six,sixty five) que determinan el aumento de la síntesis de la glicoproteína SAP (serum amyloid P), asociado con un defecto en su catabolismo (70,71). Desde entonces se ha visto que es una de las enfermedades colestásicas crónicas más frecuente en los adultos (seventy nine). Sin duda la complicación más grave que pueden presentar los pacientes con CEP es el colangiocarcinoma.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *